sábado, enero 10, 2009

Ayer te vi!

Ayer te vi (como la canción que alguna vez ganó Viña), y un rayo de electricidad me cruzó de pies a cabeza. Tuve dolor de estómago, escalofríos, piel de gallina, y tensión en un solo segundo.

Faltaban como 4 minutos para las 9 de la mañana y yo pedía al taxista que tomé afuera de la clínica que volara con rumbo a mi oficina, porque iba claramente atrasada.

Un semáforo en rojo, en Providencia con Los Leones, me hizo sonreir y sentir temor al mismo tiempo.

Por alguna extraña razón justo me detenía cerca de tu casa. Podía ver el frontis de tu edificio. Por un micro segundo pensé en que podría verte, pero era demasiado improbable. DEMASIADO!

De pronto la luz verde hizo avanzar mi taxi, y la luz roja contraria hizo parar un auto gris de la marca del tuyo en la esquina de Los Leones con Providencia. Hace dias que ya no miraba los autos grises de tu marca, y esta vez lo hice.

Me quedé sin aliento cuando te vi. Llevabas camisa blanca, el pelo húmedo y ordenado y te veías muy bien. Muy bien. El bluetooth esta vez estaba en tu oreja izquierda. Me sorprendo de recordar ese detalle. Quizás sea porque antes siempre lo usabas en la oreja derecha. Pero me parece buenisimo que lo hayas cambiado de lugar! Así si alguna copilota traviesa quiere hablarte al oido mientras manejas no va a tener impedimento!

El tema es que me estremecí, me paralicé, y paré el mundo por un momento para mirarte. Te miré lo más que pude, sin ser capaz siquiera de hacerte algún gesto, alguna señal para que me vieras. ¿Qué habrías pensado? ¿Me habrías saludado?

Fueron 5 segundos, o tal vez 10, ó 20, no lo sé. Sólo sé que te vi, y que flujos de risa, pena, rabia, y sorpresa me atraparon en un segundo con una intensidad que hace semanas no sentía.

Te vi. Te vi. Sé que vives, estás, eres y que aún me estremeces. Ya sé cuáles son las letras de tu patente en las que antes no reparé. ¿Los números? Los números no. Preferí ocupar ese micro segundo en seguir mirándote! A quién le interesan los números! (upst... a ti!)

Lo que más me sorprende es que las posibilidades de verte eran una en un millón, y te vi.

Necesitaba escribirlo por si algún día te interesas en saber que te vi. Que ayer te vi.

FELIZ CUMPLEAÑOS!

3 Comments:

At 6:33 p. m., Anonymous Carmenza said...

La Cancion: Ayer te Vi (adoro esa cancion) Es una cancion perfecta para un buen final...besos cuñadita

Ayer te vi, traías tanta sombra
que la noche parecía deshacerse en tu mirada
tu mirada que cantaba tanta estrella para mi
tu mirada que cantaba tanta estrella para mi

ayer te vi traías tanta sombra
donde antes hubo campanas sollozaba la nostalgia
la nostalgia, ese camino que han trazado para mi
la nostalgia, ese camino que han trazado para mi

como barquito encallado sin su puerto y sin su mar
con el corazón helado vestida de soledad
ni tu boca ni mi boca se nombraron al pasar
tanta pena tanto olvido no tienen nada que hablar

ayer te vi, traías tanta sombra
que la noche parecía deshacerse en tu mirada
tu mirada que cantaba tanta estrella para mi
tu mirada que cantaba tanta estrella para mi

ayer te vi, traías tanta sombra
que la calle parecía sollozar cuando pasabas
y un candil sego su llama para siempre para mi
y un candil sego su llama para siempre para mi

como barquito encallado sin su puerto y sin su mar
con el corazon helado vestida de soledad
ni tu boca ni mi boca se nombraron al pasar
tanta pena tanto olvido no tienen nada que hablar

ayer te vi, traias tanta sombra
que la noche parecia deshacerse en tu mirada
tu mirada que cantaba tanta estrella para mi
tu mirada que cantaba tanta estrella para mi

 
At 11:50 p. m., Blogger Pedro said...

te vi, juntabas margaritas del mantel...

 
At 11:57 p. m., Blogger Millarahue said...

Me encantan ambas canciones!
Una es triste y melancólica... la otras es linda y tierna!
Gracias por recordármelas!
Abrazos a ambos!

 

Publicar un comentario

<< Home